Archive by Author

>Recordando a DADA

12 Ene

>
Tristan Tzara. Retrato por Robert Delaunay 1923

Dentro de pocos años deberíamos de no celebrar el no centenario del nacimiento de una cosa que se llamó DADA, pero si Tristán Tzara se levantara de su tumba, nos insultaría por el mero hecho de considerar tal posibilidad.
En 1916, en Zurich de Suiza (país, entonces y no sé si ahora,a propósito para “suizidarse”) y en el denominado Cabaret Voltaire frecuentado por emigrados políticos, agentes secretos de solapa encubridora , poetas discontinuos, ropavejeros y literatos más o menos hambrientos, el rumano Samuel Rosenstock y unos secuaces pusieron en pie el dadaísmo dispuestos a poner de rodillas a todos los demás ismos.
No se trataba de un movimiento ni de un antimovimiento sino de todo lo contrario, de una palabra DADA encontrada por casualidad en el diccionario ,según confesó su padre espiritual, que no quería decir nada, no significaba nada y estaba en contra de todo.
Era una actitud más que una tendencia artística o literaria, un gesto airado, una provocación contra un mundo y una época que estaban ensangrentando Europa.
En el mejor de los casos podría considerarse como un intento de soldar la fractura entre el arte y la vida, loco intento que ya había preconizado Vincent Van Gogh antes de pegarse un tiro sin necesidad de viajar a Suiza.
Como de costumbre, no pretendo volver a contar la historia de DADA ni la de Tristán Tzara/Samuel Rosenstock que se encuentra al alcance de cualquiera a poco interés que se tenga y en variados soportes virtuales o reales.
Solo pretendo un recordatorio de este descalabrante gesto de hace casi cien años (cómo pasa el tiempo Mr.Smith) y adjuntar un texto de propio Tzara, Le surréalisme et l´après-guerre, Paris 1948, de cuando DADA ya había muerto de muerte natural o artificial.

“Dada nació de una exigencia moral, de una voluntad implacable de alcanzar un absoluto moral, y del sentimiento de que el hombre(digamos ahora el ser humano y este paréntesis es mío),en el centro de todas las creaciones del espíritu, debía afirmar su preminencia sobre las nociones empobrecidas de la sustancia humana, sobre las cosas muertas y sobre los bienes mal adquiridos. Dada nació de una rebelión que entonces era común a todos los jóvenes, una rebelión que exigía una adhesión completa del individuo a las necesidades de su naturaleza, sin consideraciones para con la historia, la lógica, el Honor,la Patria, la Familia, el Arte, la Religión, la Libertad, la Fraternidad y tantas otras nociones correspondientes a necesidades humanas, pero de las cuales no subsistían más que esqueléticos convencionalismos, porque habían sido vaciadas de su contenido inicial. La frase de Descartes: No quiero ni siquiera saber si antes de mí hubo otros hombres, la habíamos puesto como cabecera de una de nuestras publicaciones. Significaba que queríamos mirar el mundo con ojos nuevos y que queríamos reconsiderar y poner en tela de juicio la base misma de las nociones que nos habían sido impuestas por nuestros padres, para probar su justeza.

No sé si mis posibles y en todo caso amables lectores verán una cierta actualidad en este breve texto. Yo si la veo, por lo que me decido a publicar esta entrada.

Anuncios

>Mensajero del pasado

8 Ene

>
Tras la lectura del blog DUDAS RAZONABLES, de mi sobrino montevideano Jorge Barreiro
(http://jorgebarreiro.wordpress.com) cuya visita es altamente recomendable para aquellos interesados en el devenir sociopolítico de tan hermoso pais como es la República Oriental de Uruguay, cayó en mis manos hoy mismo un viejo ejemplar del diario La Nación, Buenos Aires 30 de marzo de 1939.
Y esto es tal cual, cayó en mis manos, ordenando una sobrecargada y polvorienta estantería de mi biblioteca en El Hipnal. No existe la casualidad y el destino nos conduce cada día por sus antojadizos vericuetos. La portada de dicho diario cuya imagen encabeza esta breve entrada , yo vivo de imagenes, viene como aviso del pasado y yo la tomo como premonitoria advertencia de un terrible futuro. Léala cada uno como le venga en gana y si coinciden con mi evidente y sarcástica intención, mejor.
Merece la pena ampliarla para no perder los detalles que es el lugar donde habitan los demonios.

>¿Qué hacer?

29 Dic

>
¿Qué conviene hacer a partir de cierta edad? (la mía, por ejemplo).¿Empezar a sentirse en la no tan jubilosa situación de jubilado? Yo no puedo, siempre dije que me prohibiría a mí mismo esa lamentable situación. ¿”Pasar el rato” como decía Unamuno? ¿Aceptar las cosas como están y resignarse a ser “transparente” añorando un tiempo pretérito engañosamente idealizado? ¿Intercambiar fotos de la infancia y adolescencia con los compañeros del colegio, intentando averiguar quién es el tercero por la izquierda de la segunda fila, y si se ha muerto ese con la bufanda, de cuyo nombre no me acuerdo?. ¿Coleccionar recortables de aviones de la Segunda Guerra Mundial? ¿Decidir que casi todo es una mierda y que, excepto dos o tres, no nos merecemos, por ejemplo, los políticos que nos gobiernan? Pues no haberlos votado, coño, y si te abstienes, abstente.¿Ir al cine dos veces por semana para estar al día de los estrenos y considerarte así un cinéfilo? ¿Leer con entusiasmo la prensa diaria, mojando el periódico en el café con leche, y comentar con los amigos la “divertida” columna del fulanito ese que escribe tan estupendamente bien el mismo artículo desde hace treinta años? A la mierda con fulanito.
¿Hablar incesantemente en las tertulias de café (sin leche) escuchando distraídamente y sin demasiado interés lo que dice otro?
¿Asegurar (en Madrid) que estuviste en La Mandrágora aquella noche, en los ochenta, escuchando a Sabina y a Krahe o que durante tres meses tocaste la batería con los Pekenikes? ¿Apuntarse a una ONG de las 175.000 existentes en este país (dato proporcionado por A.S.L.) aportando así tu “granito de arena” para procurar un mundo mejor?
¿O bien, en casos como el de quien esto escribe, seguir el consejo que le daba el doctor Gachet al “loco” Van Gogh animándole a pintar para evitarle la tortura de pensar?.
Hoy, todo son preguntas. ¿No se considera esto un “diario personal”?

>Montevideo

23 Dic

>
Montevideo., atardecer desde Carrasco. Septiembre 09


Montevideo. Café Brasilero.Septiembre 09

Resbalo por tu tarde como el cansancio por la piedad de un
declive
La noche nueva es como un ala sobre tus azoteas.
Eres el Buenos Aires que tuvimos, el que en los años se alejó
quietamente.
Eres nuestra y fiestera, como la estrella que duplican las aguas.
Puerta falsa en el tiempo, tus calles miran al pasado más leve.
Claror de donde la mañana nos llega, sobre las dulces aguas
turbias.
Antes de iluminar mi celosía tu bajo sol bienaventura tus
quintas.
Ciudad que se oye como un verso.
Calles con luz de patio.

Jorge Luis Borges, Luna de enfrente, 1969

>Más Afinidades. Pintura Psicopatológica

12 Dic

>Ya dije en la antrada anterior que el tema daba para mucho más, pero con el ánimo de no aburrir, que es algo que siempre me preocupa en este blog (y en la vida real) añadiré de momento sólo otra con la intención de mostrar ejemplos de figuración y abstracción.
La primera imagen está clasificada por el doctor Escudero en la obra antes mencionada, como Esquizofrenia Procesual, la segunda corresponde a una obra de arte de artista histórico francés, reconocido como tal y , que se sepa, no afectado por esta enfermedad mental.
La tercera tiene su propio pie de foto.

El enfermo estaba aquejado de una esquizofrenia procesual en fase de actividad con marcada signología deteriorante, confusión de ideas delirantes y agitación, apreciándose una marcada separación y alejamiento de su entorno. Con anterioridad, había desarrollado algunas prácticas pictóricas extemporáneas. Cuadro presentado en lienzo al óleo, apreciándose disociación ideativa y la impulsividad al rellenamiento de espacios, así como la confusión en las áreas coloreadas y la violencia de los trazos que carecen de finalidad estética.

Jean Bazaine, Paris 1904- Clamart 2001. Marea baja Lienzo al óleo 130 x 195 cm.
Bazaine publicó un ensayo titulado Notas sobre la pintura de hoy
“Todo arte, escribe Bazaine, a medida que se desarrolla, tiende cada vez más a lo abstracto: a una superación de lo real.”

E.Cavestany, El Id, Acrílica sobre lienzo,1989, 81 x 60 cm.

Creo que las fuentes están suficientemente documentadas. Es evidente que no pretendo demostrar nada, sólo quiero suscitar preguntas, manifestar mis dudas y mi perplejidad ante esta serie de afinidades entre las que me decido, otra vez, a incluír una personal.

>Afinidades. Pintura Psicopatológica

10 Dic

>
Síndrome residual encefalítico. Paciente, varón de veintisiete años. Durante la infancia padeció un síndrome encefalítico agudo de etiología no determinada (…) fases nocturnas delirantes con alucinaciones dotadas de gran plasticidad (…) El paciente(desaparecida la fase aguda) no presenta un interés especial por la producción pictórica, pero pinta una serie de dibujos-a nuestra instigación- en los que recoge sus contenidos alucinatorios (…) El esqueleto como representante del temor tanático que hace su entrada en la habitación del paciente y en el que la situación angustiosa se juega especialmente con la puerta entreabierta y la calavera, apenas desprovista de significación antropomórfica(sic).


J. Ensor.Las máscaras y la muerte.1897, óleo sobre lienzo,79×100 cm. Musée d´Art Moderne,Luik.
Uno de los más clásicos y representativos cuadros de Ensor.


J.Ensor. Escena con máscaras. 1883. Museo Koninkliije, Bruselas
Sorprendente y tragicómica aparición de una enmascarada con la puerta entreabierta.

Tras la relectura de un excelente libro titulado “Pintura Psicopatológica” publicado en Madrid en 1975 y cuidadosamente editado por Espasa-Calpe, me decido a “piratear” algunos de sus contenidos(primera imagen y texto) con la esperanza de no cometer ningun delito de apropiación indebida tan frecuente en la red y de tan controvertida actualidad. Su autor es el doctor Jose Antonio Escudero Valverde, director que fue de la Clínica Psiquiátrica Militar de Ciempozuelos y académico de número de la Real Academia de Medicina. Dado que mi ánimo no es de lucro sino el de publicar asuntos que considero de interés en este raro blog, espero que tan prestigiosa editorial y/o los derechohabientes o herederos de tan prestigioso galeno no se consideren agraviados pues, por otro lado, no he encontrado entre sus páginas ninguna que avise de la tan habitual prohibición de reproducir total o parcialmente alguno de sus contenidos.
El libro en cuestión contiene un interesante índice acerca de Estética y Psicopatología, Arte infantil y primitivo, Pictórica esquizofrénica y psiconeurótica y un largo etcétera que no es el caso reproducir aquí.
El asunto da para más de una entrada pues junto con el interés y la calidad del texto, la gran cantidad de imagenes que lo acompañan son tan sugestivas como para establecer algunas afinidades y analogías con muchos artistas plásticos del pasado y del presente.
De momento evitaré comentarios personales limitándome a los pies de fotos, que son suficientemente expresivas, empezando con un autor por el que tanto O. como yo manifestamos un especial interés : James Ensor. Ostende 1860-1949.

>Afinidades

8 Dic

>W. de Kooning. Excavation
<a href="http://4.bp.blogspot.com/_huOYaV9wzBw/Sx415VmewDI/AAAAAAAACII/9AeR1p
1600-h/W.+de+Kooning.+Woman.jpg”> W. de Kooning. Woman


E. Cavestany. “Madame de Kooning”. Acrílico sobre tabla,81 x 65 cms. 1988.

Decidido a seguir cuestionándome sobre del origen de mis incertidumbres acerca de la producción de lo que podrían ser, en mi caso, obras de arte y ante la dificultad de seguir publicando entradas con la esperanza de que lleguen a interesar a alguien, opto por mencionar a otros. Y lo que es más arriesgado, emparentándolos con algunos de mis trabajos menos recientes. Evocar un pasado que suscite curiosidad no significa necesariamente una actitud nostágica que en ciertos medios, llega a ser tan empalagosa como algunos seriales televisivos a los que se vienen sumando incomprensibles aniversarios que nos recuerdan ya casi cualquier cosa.

A quien pueda interesar

Frank O´Hara. Baltimore, Maryland 1926.Fine Island, New York 1966.
Sobre de Kooning
“En las abstracciones de de Kooning y en sus figuras femeninas percibimos estructuras de severidad clásica: la implacable identificación del hombre con la naturaleza. Esto no está simbolizado. Está pintado. Por así decirlo la gran Excavación de este artista nos muestra lo que hacemos a la tierra, del mismo modo que su Mujer nos muestra lo que les hacemos a las mujeres.

Para saber más, si fuera el caso, sobre este poeta, pinchen en algún buen buscador que seguro que lo encuentran. Mereca la pena, que está bien volver a escuchar a Don Antonio Machín o a Billie Holiday pero es que hay algunos olvidados que merecen dejar de serlo.

>Vogel Selbsterkenntnis

27 Nov

>
Estaba yo un día por la mañana en el Museo de Artes Populares del Tirol, en la ciudad de Innsbruck y me encuentro con esta imagen, creo que pintada sobre tabla, que me llenó de perplejidad y entusiasmo, así, mezclados en semejante proporción.
El título de esta maravilla presurrealista viene a ser algo así como El pájaro del autoconocimiento y si no, que me lo traduzcan mejor mis amigas Marisa o Rocío que saben alemán.
Yo no sé si el inefable Dalí o el terrible Topor conocieron esta pieza,es posible que sí y que se lo callaran para no descubrir el origen de muchas de sus geniales ideas. Esta pintura alegórica y “conceptual avant la lettre” es sólo comparable con las fantásticas ensoñaciones de El Bosco, y merecería figurar en el Tríptico de las Delicias (Madrid, Museo Nacional de El Prado).
No concibo mejor expresión plástica para la idea de autoconocimiento, que ya proponían los griegos inscribiéndola en el Templo de Delfos con el mandato: Conócete a tí mismo.
Si el irónico Sócrates, a quien el oráculo défico proclamó el más sabio de los hombres, hubiese sabido o querido pintar o dibujar, es casi seguro que habría ilustrado sus discusiones con una imagen semejante a ésta.
Cómo no pensar en la necesidad de reírse de uno mismo contemplando este pájaro mordisqueando la nasal de su propio hombre-tripa que soporta la agresión con tranquilo estoicismo. Para Sócrates lo esencial era la dialéctica encaminada a descubrir la verdad y este pájaro, a falta de alguien mejor en su solitario paisaje, se contradice a sí mismo, a golpe de pico, para representar tan imprescindible proceso de autoconocimiento.
Se ruegan reflexiones inteligentes acerca de esta excepcional escena.

>Don Aureliano de Beruete y Moret. 1845-1912

25 Nov

>


E. Cavestany. Versión del retrato de Beruete pintado por Sorolla. 1985. Acrílico sobre lienzo.116 x 89 cms.

He confesado en varias ocasiones mi predilección por Los Raros como categoría, como grupo social en el que han tenido y tienen cabida múltiples personalidades con sus diversas manifestaciones vitales, músicos, artistas plásticos, escritores, trapecistas y un largo etcétera con el que no pienso seguir aburriendo a los posibles interesados en esta entrada. Esta es para un Raro, un pintor por quien siento una especialísima predilección; Don Aureliano de Beruete Y Moret.
Algún entendido(que los hay) me dirá : ¡Hombre, Enrius , Beruete no es un raro!
Bueno pues como quieran pero entiéndanme, en estos tiempos por los que atraviesan las artes plásticas o visuales, llenos de “instalaciones”, artes electrónicas, “ciberpumbis” y artes “enchufadas”(en todos los sentidos), Don Aureliano es un Raro.
Quien se muestre interesado por este magnífico pintor madrileño no tiene, hoy en día , mas que pinchar en Google o en la Wiki y ¡hala, a enterarse! de modo que no vengo yo aquí para repetir biografía, hagiografía ni documentación sobre este artistazo, que suficiente hay.
Me gusta , no obstante, decir un par de cosas y mostrar otras pocas.

De un gran pintor madrileño, invitado por Martin Rico a la Escuela de Barbizón, fundador de la Institución Libre de Enseñanza, primer exégeta de un Velázquez ante cuyas exposiciones en El Prado no se formaban todavía largas colas plagadas de japoneses, impresionista y por lo tanto plenairista de la categoría de Sisley o de Monet, no se ha mostrado, que yo sepa, nada en esta ciudad abarrotada de exposiciones, superpoblada de “vida cultural y gastronómica” desde hace más de un cuarto de siglo. La última ocasión que merece ser citada fue la que nos brindó la entonces llamada Sala de Exposiciones de la Caja de Pensiones, hoy Caixa Forum, en su desaparecido espacio del edificio sito en La Castellana con Miguel Angel, en 1983.

Paisajista de los que ya no hay (no está de moda) pintó un Madrid fluvial a orillas del Manzanares también hoy desaparecido (si es que alguna vez existió), unos espacios antiguos frente a la Sierra del Guadarrama con esa atmósfera que, como paisajista castellano, sabía captar en busca de un mito imposible, la realidad esencial española tan inasible como todo lo que merece ser buscado.

He vivido parte de mi infancia y adolescencia mirando, en el cuarto de estar de la casa de mis padres, un hermoso paisaje de 1905 pintado por Don Aureliano al pie de los Alpes suizos, en la estación invernal de Mürren. De esas miradas cotidianas debió de surgir la descabellada idea de intentar ser pintor yo también, de modo que el cuarto de estar se transformó para mí en el cuarto de ser (esto puede que sea poético).
La gran vocación viajera de este artista, como la de muchos de sus contemporáneos ilustrados, le llevó a pintar en Francia, en Bélgica (en busca quizás de su maestro el gran paisajista Carlos de Haes),Alemania, Austria y, según parece, hasta San Petersburgo para buscar en El Ermitage la gran pintura española.
Bueno, basta de anécdotas y de confesiones personales. Lo que quiero mostrar en esta entrada son las imagenes relativas a este espléndido pintor que conservo y cuyo valor es únicamente el que tienen para mí.
Una vieja foto en formato tarjeta postal, encontrada en El Rastro, en la que se puede ver a Don Aureliano pintando (con ayudante) y en cuyo dorso está escrita de su puño y letra, la dedicatoria y la fecha.
Y mi versión del retrato que le hizo su amigo Sorolla, que también conservo, y he mostrado en una sola ocasión, como testimonio privado de mi admiración por este gran señor.
Ahí arriba están, pinchen en las imagenes, que ya saben ustedes que se amplían y se ven los detalles. Si les apetece las pueden volver a mirar y si alguna curiosidad por Don Aureliano han despertado estas líneas pues busquen sus cuadros, ya digo, hoy es fácil con el interné ese.
De nada.

>¿Milagro o catalepsia?

24 Nov

>
Al poco tiempo de publicar la entrada Datura Stramonium (ayer mismo) recibí la sorprendente visita de una monjita que , según declaró, pertenecía a la comunidad de las Clarisas cuyo convento se ubica en la localidad de Alcaudete. El objetivo de su visita era el de solicitar una donación para las necesidades del convento, solicitud que decliné amablemente sin entrar en detalles. Apenada por mi negativa y en el momento de volverse hacia la puerta del jardín, se fijó en mi llamativa Datura, cuyas flores son verdaderamente hermosas y creí ver entonces un destello en sus ojos al tiempo que la expresión de su rostro se iluminaba con una sonrisa digamos que muy sensual. ¿Es una Datura? me preguntó la monjita. En efecto contesté, sorprendido por su sagacidad para reconocer las solanáceas.
¿Qué no me podría usted preparar una infusión con algunas hojas?, estoy desfallecida pues como que llevo tres días de limosnera por Chamartín. Ante tan amable solicitud en la que detecté un inconfundible acento catalán, la invité a pasar a casa asegurándola que la prepararía con mucho gusto. Gracias, me contestó la religiosa, esperaré aquí fuera.
Entré a preparar el brebaje mientras , através de la ventana de la cocina, observaba yo cómo la hermana se acercaba a la planta mirándola con expresión de arrobo.
La ofrecí el té, pocos minutos después, comprobando de qué manera deleitosa lo consumía en un par de tragos.
Sin mediar palabra y en breves segundos la monjita entró en un éxtasis diz que medio místico (es una apreciación personal). Allí se quedó en actitud contemplativa en medio del jardín y en lo que a mí se me antojó una escena neobarroca digna de una escultura de Bernini.
Para qué explicar mi sorpresa que, con el paso de las horas, se transformó en seria preocupación. Allí seguía, impertérrita, rígida sin contractura pero firme como una roca. Aquí sigue desde ayer, ha pasado la noche al sereno y no hay forma de despertarla. He intentado ponerme en contacto con el convento de Clarisas de Alcaudete sin resultado hasta la hora presente. Está tranquila y parece feliz, no presenta signos de hipotermia y de tanto en tanto la oigo musitar una plegaria.
Yo, que soy apóstata aunque con aficiones parapsicológicas, no quiero pensar ni en una catalepsia hiperestésica (facultad psi-gamma) ni mucho menos en signos de beato arrebato místico, pero no vaya a ser que me haya caído una venerable en el jardín y a ver qué hago.
Es lo que hay.